Archivos de la categoría proyectos

Proyecto 366 2015-2016

Cuando empecé el proyecto 365 366, que estáis a punto de ver, grabé un minivideo de 6 segundos (el límite de tiempo impuesto por la plataforma Vine). Por inercia seguí grabando vídeos después o antes de hacer la foto. Podéis ver las fotos de cada día en Flickr y los vídeos en Vine.

Fotos proyecto 366 2015-2016:

Proyecto 366 2015-2016

Este proyecto también ha sido publicado en Twitter, YouTube, Tumblr y, por supuesto, en Instagram.

Share

10 años

Y es que el tiempo pasa tan rápido que ya es una decena de años la que ha transcurrido desde que comencé a acariciar las teclas para escribir en espacio tan personal como público.

Según mi agenda, la que me avisa de aniversarios propios y ajenos, fue en 2004 cuando empecé a publicar la vida del enésimo. Dar las gracias desde este pequeño post a los y las que me habéis leído durante estos años en algún momento que sois unos cuantos y unas cuantas.

Agradecer también a Blogger sin cuya presencia en internet no creo que me hubiera animado a tener un blog personal (en aquel momento de color verde). Y a mi referencia en aquel entonces en cuanto a tendencias tecnológicas: “El ciberpais“. 😀

dinamismo

Acabo de ver cuando fue la última vez que publiqué por aquí… hace ya unos meses.

Un abrazo.

Share

El Camino de Santiago como un proyecto

image

¿Es posible convertir el Camino de Santiago en un entrenamiento para desarrollar cualquier proyecto? Esto es lo que voy a intentar analizar en este articulo sin ánimo de sentar cátedra (ni de animaros a realizar la aventura).

¿Cuál es la situación inicial de la que partí en la preparación? Llevaba unos meses sin hacer ninguna actividad física. Meses en los que ayudé a lanzar una asociación y a generar archivo de imágenes a distintas Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo. En vacaciones comencé a hacer deporte. Tenía el estrés a tope por aplazar el enfrentamiento con mi reciente ingreso en la mayor empresa de España, el Paro.

Busqué un sueño que me motivará para hacer deporte de manera continua. En mi archivo de retos me topé con el Camino de Santiago. Ese sueño fue el elegido para convertir en realidad. Haría el camino francés desde el principio. Andando todo el rato, sin tomar autobuses, yendo a albergues públicos… intentaría ser capaz de disfrutar de 31 días de caminata con una mochila a hombros. Tenía claro que haría todo lo posible por llegar al final pero que lo realmente importante era aprender de esta experiencia.

En ese momento ya estaba manos a la obra. Le conté a algunos amigos mis planes. Comencé pidiendo consejos para saber qué meter en la mochila, qué calzado llevarse, cómo entrenar para andar durante largas jornadas. Consejos que me ayudaron a estar preparado.

Mi entrenamiento tuvo días duros en los que hubiera tirado la toalla pero en los que elegí escuchar una voz interna que decía:

Descansa. Comprueba los fallos que cometiste. Piensa en que has olvidado hacer. ¿Es el primer día que te has enfrentado a un reto y no lo has superado? Aprende cuanto puedas, reconoce tus limitaciones, mejora tu entrenamiento. Disfruta de lo alcanzado en ese primer enfrentamiento.

También he pasado momentos de dolor articular en los que lo único que decía mi voz era ¿es preocupante? Si lo es, consulta con un especialista y si no introduce en tu entrenamiento ejercicios específicos para esa zona.

Hoy en día sigo aplicando estas claves. Sigo pidiendo consejos. Sigo comentando lo que voy a hacer con todo el mundo que me pregunta como me va. Sigo aprendiendo.

Y después de este rollo os preguntaréis ¿y esto que tiene que ver con un proyecto? Creo que es un proyecto a pequeña escala del que se puede aprender. Lo desgrano en una escala de 6 puntos y un epílogo.

image

1. La idea. En mi caso el sueño de hacer el Camino de Santiago es la idea sobre la que gira el proyecto.

2. Coméntalo con gente de confianza. Antes de iniciar cualquier proyecto hay que hablarlo con la gente de tu entorno más cercano. De este primer punto obtuve recomendaciones de libros y tiendas.

3. Comienza. Coge tu idea y comienza a darle forma. No tienes que saber resolver el puzzle. Es el momento de pedir ayuda para encajar esas piezas que te faltan para completar la imagen. Al consultar con gente que hace senderismo pude resolver aspectos técnicos que desconocía. Especialmente si el tiempo de preparación (dos meses) era el correcto.

4. Afronta las dificultades. Durante el desarrollo de la idea van a surgir dificultades. Analiza y clasifica estos obstáculos. Valora si necesitas ayuda o puedes salvarlos formándote un poco más. Un día me invitaron a subir a Revolcadores (uno de los picos más alto de la Región). Tuve que pararme a mitad de la subida. Descansé y decidí volver sobre mis pasos. Analicé mi entrenamiento previo y me di cuenta de que no estaba entrenando para subir nada. Entrenaba en llano. Modifique esto y algún que otro pensamiento que no me ayudaba y hoy me encuentro más cómodo subiendo.

5. Se flexible. La idea puede ir girando, los plazos cambiar. Aprende a ser flexible y confía en tu trabajo. En mi caso la salida se adelantó 15 días.

6. Evalúa tu idea. Lanza el proyecto. Comprueba la acogida en la realidad. Si falla, falta o sobra algo introduce los cambios necesarios. No te critiques y actúa rápido.

Epilogo. El fracaso es una posibilidad. No hay que hacer de él una catástrofe. Tómate tu tiempo para evaluar la situación. En mi caso el fracaso era no acabar el camino. Si esto ocurría pondría en un papel la última ciudad y subiría a hacer tramos de 4 o 5 días en distintos años.

Share

El bloguerismo

Charlas y más charlas

Llegado el momento un bloguer debe dar el paso y acercarse a un ciclo de charlas de gente que está metida hasta las trancas en el mundo de Internet. Eso me toca hacer a mi después de 5 años sin ir a un evento de estas características. Suelen ser eventos motivadores para poner en marcha proyectos y a rular ideas.

image

La hormiguita y los proyectos

Poner en marcha proyectos es como trabajar para construir un hormiguero donde cada hormiga no es más que una pequeña tarea. Las tareas van haciendo el suelo más fácil de trastear.

Lo importante, con lo que comienza un proyecto, es lo que se conoce como misión. Una frase que define qué quieres conseguir con este proyecto. Suele ser algo irrealizable pero que marca un horizonte. Sobre ese horizonte surgen grandes tareas que hay que partir cual nuez. Definir tiempos, herramientas que vamos a necesitar y si necesitamos compañía en el viaje que vamos a emprender o no. Cuando uno tiene estas tres claves claras simplemente es hora de ponerse a trabajar.

Si decides que necesitas compañía creo que ha llegado el momento de ganarte esa compañía salvo que sea un proyecto altruista donde nadie gana nada en cuyo caso también te merece la pena empezar a trabajar duro para saber donde necesitas realmente la ayuda de otro.

Nuestros miedos construyen fronteras franqueables. Es hora, si quieres seguir con tu proyecto de enfrentarlos y decirles con calma: “Esto soy yo, estos son mis dones, los que conozco, tras de ti escondo muchos más y voy a descubrirlos”.

Un blog puede ayudar a descubrir estos dones. Hay de todo tipo… Puedes pintar, hablar, grabar vídeos, explicar como se montan equipos, como se instalan programas, como hacer un colgante… Es un sano espacio de libertad creativa para el que lo cuida y le da vida. Hay mucho por explorar.

Despedida y cierre

Hoy en Murcia tiene lugar una jornada relacionada con el fenómeno, en explosión de nuevo, de los blogs. Mañana os contaré qué nos han contado.

¡Saludos!

Share

La entrada 300

Y llegó el día.. esta es la entrada 300 que debería ser un resumen de la semana.

Vaya vaya… a punto de ver como aterriza la última sonda en Marte y de repente me doy cuenta de que esta entrada es la 300. Pensaba que no iba a llegar a esta cifra en mi blog personal pero sí que es verdad que es un blog con mucho tiempo ya. Estoy contento de que este momento se produzca en una etapa donde estoy retomando el blogging. Me gusta eso.

¿Hacer un resumen de todo el blog? Me parece imposible. Desde que comencé a escribir este pequeño diario ha sufrido tantas transformaciones que es imposible para mi hablar de una línea editorial, de una temática pero bueno todos sabéis que este ha sido el espacio elegido para plasmar eventos que he considerado importantes para mi.

He perdido mucha audiencia con el tiempo pero bueno, nunca es tarde si la dicha es buena (o eso dicen en mi pueblo… creo… jajaja).

Muchas gracias por estar ahí y bienvenidos a los que se vayan incorporando de nuevo a este espacio, espero que lo pasen bien.

PD: ¿Qué somos…? Blogueros ¿¿Qué somos?? Blogueros… ua, ua, uaaa. jajaja.

Share