Archivos de la categoría humor

Lunes ¿humor?

¿Vuelta? Vamos a intentarlo aunque como diría Yoda…


Discurso breve pero intenso del maestro Yoda en YouTube

Y hoy toca humor aunque como está el patio ahí fuera el que escribe no tiene mucho ánimo para tratar algo con humor pero de eso se trata… de forzar un poco la máquina para poco a poco conseguir que el humor sea un ingrediente más.

¿Y que ocurre cuando uno intenta hablar de humor en un estado donde la primera noticia que te golpea en el telediario es que la cifra de parados es de más de 5 millones? Pues que mira su whatsapp y ve una imagen salida hoy mismo donde el actual presidente del gobierno aparece como el mejor portero de la historia con más de 5.000.000 de paradas. Y es que el humor negro castizo no se pierde ni en estas situaciones. Una mezcla cuando menos extraña. “Furbol” y “crisis” justo cuando ayer Salvados reponía el programa donde se hablaba de la intensa crisis que atraviesa el fútbol profesional. ¿Pero esto no iba de humor? Déjate de crisis. Precisamente ahora mismo acabo de ver como una persona se echa la recaudación de un servicio deportivo a la zona genital masculina. A partir de ahora veré con otros ojos los billetes usados. Y eso que ya conocía la estadística famosa de los billetes con cocaína. Uno ya no sabe que prefiere si mocos o ello.

Seguimos mañana. Un saludo queridos lectores.

Share

La sátira del Curiosity

Bueno, no vengo con nada nuevo y es que alrededor de esta misión se están despertando las redes sociales con parodias a cual más ocurrente. Hay varias cuentas de twitter (generalmente en Inglés) en las que se escribe en nombre del robot o en nombre de la primera roca, N165, a la que van a explorar. Entre tanto fenómeno de social media (o como quieras llamarlo) destaca un vídeo que ya ha dado la vuelta al mundo. En él podemos ver a un grupo de actores que figuran ser científicos de la NASA:


Enlace al vídeo de YouTube

Espero que echéis una sonrisa y sí os suena la estética y la música es que habéis visto [No Safe For Work] [No seguro para el trabajo] “Sexy and I know it” de LMFAO.

Share

Algo rápido

Eso fue lo que decimos muchas veces antes de alargar la noche hasta al amanecer del día siguiente. Es una de tantas contradicciones que tenemos a la hora de expresarnos. Lo mismo que cuando nos empezamos a despedir y uno de los invitados nos para por el camino con la típica frase… “¿Te vas ya? ¡Qué no me entere yo!” y no sabes por que razón… No desapareces de escena.

Lo peor es cuando escuchas aquello que todos hemos escuchado alguna vez… la última y nos vamos. Me imagino a un artista haciendo un bis más largo que el concierto. Algo que en mi recuerdo se dibuja como si hubiera sido vivido.

Pero bueno, como dice todo el mundo, cuanto menos ganas tienes de salir mejor te lo pasas. Hablan de esto, de salir a tomar algo rápido y liarse durante todo el día y parte de la noche. Se recomienda hacer esto sólo durante los dias libres. Y con la edad acortar la hora de recogida que si no hacen falta más días de la cuenta para recuperarse. 🙂

Share

Calderilla

Aún recuerdo con añoranza aquellos años en los que la gente hablaba del dinero que había en los colchones. Hoy en día nos toca buscar el dinero que se esconde en el sofá. Ese dinero que se sale de los bolsillos incauto para reunirse con pipas, migas de pan, chicles, tickets de tienda. Por que todos alguna vez hemos quitado los cojines del sofá. Lo que se ve es el microcosmos que genera nuestro día a día.

Se podría hacer un menú de la nueva cocina con eso. Delicias de mascar crionizadas. Pan desestructurado con celulosa procesada. Y por supuesto todo bañado con virutas de monedas. Ya os digo que hacer esto está prohibido, el dinero no se puede destruir.

Y parece que el dinero fuera como la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. Pero… Un momento, el dinero sí se crea. Yo lo he visto en las noticias, sí hombre, siempre que hablan de que no hay crédito aparece una máquina haciendo pasta y no de la de Arguiñano, aunque al final tiene el mismo efecto: Vuelve a todo rico, rico.

Hoy en día volvemos con calderilla a casa tras comprar algunos víveres básicos para la vida como dulces, patatas fritas, pipas… Sí, esos víveres. Y mira que con el euro se hizo un esfuerzo para facilitar que las monedas de uno y dos céntimos desaparecieran de nuestros monederos. Todos recordamos cuando nos pidieron por primera vez 5 céntimos por un chicle. Ese día fue el primero de muchos en que se nos quedó cara de “¿Qué?”. Pues nada, aún con ese esfuerzo, seguimos llevando calderilla a casa. Y se nos sigue cayendo de los bolsillos. ¿Cuánto dinero se habrá perdido para siempre así? A ver si lo que tendríamos que hacer es ponerle cremallera a los bolsillos.

Estoy pensándolo y sería un follón cuando dijeran eso del pajarito mirándote a los ojos y señalando la entrepierna. No sabríamos donde mirar. Yo buscaría ver si están mis bolsillos bien cerrados primero.

Por cierto, antes de despedirme, siempre que nos dicen eso nace el instinto de darse la vuelta y subirse la cremallera. No lo entiendo… Esa persona ya ha visto lo que tenía que ver y probablemente no sea la única que se percató del asunto. Simplemente es la persona que te avisó. ¡Ya da igual!

¡Ale! Feliz Lunes (esto sí que da risa).

Share

Lo absurdo

El otro día, me encontré dentro de una situación inusualmente absurda. Estábamos en un juego muy peculiar inventado por ellos mismos. Las palabras iban unidas por razonamientos que cada uno entendía. Si no lo entendías preguntabas por qué usabas esta palabra.

Ejemplo: Alguien dice Mago y la siguiente persona dice Leche. ¿Por qué? Este es fácil: de mago a rey mago y de ahí a la leche que se le dejaba a los camellos de los reyes magos cuando eramos niños. Este ejemplo no ocurrió esa noche. Hubo muchos que me dejaron patidifuso pero recuerdo uno en que alguien dijo Espacio y la siguiente persona dijo Patatas. Está es más difícil pero os la explico. De espacio a nave espacial, de ahí a un episodio de Los Simpson donde Homer va al espacio y de ahí al momento en que se le abre la bolsa de patatas y se las tiene que comer en ingravidez.

Lo absurdo realmente comenzó mucho más tarde cuando después de varios momentos como el relatado y de empezar a tener agujetas en los abdominales de las risas que nos dimos alguien dijo Collar, una palabra a primera vista inocente pero que mezclada con una pregunta bomba hizo que nuestros cerebros se disgregaran por un mundo desconocido y muy personal. La pregunta bomba fue hecha por una persona que se levantaba de un momento de duermevela escuchando la palabra Collar y pregunta muy inocente “¿Collar, collar qué?” Por un momento pensó que collar era un verbo y de fondo se escucho, “Sí collar, como follar pero con ‘C'”. En ese mismo momento algo hizo clac en la cabeza de la gente y nos metimos en un bucle infinito donde todo lo que tenía f se decía con c y todo lo que tenía f se decía con c. “Las fes como las heces”, esto es sólo un ejemplo de las conversiones posibles.

Nos tiramos cerca de dos horas tirando de este hilo hasta se propuso salir por los bares hablando así. Sólo lo de salir por los bares ya era una propuesta chunga. La cosa se complicaba bastante más si había que hacerlo cambiando las letras cuando habláramos entre nosotros. Aún así, lo hicimos (espero que nadie lo dudara).

Fue una noche genial. Hacía tiempo que no lo pasaba tan bien con algo tan absurdo.

Y hasta aquí otro domingo bloguero más.

Share