Ir y venir

iryvenir

En un ir y venir constante el agua del mar parece reciclarse. En realidad las olas nos dan la impresión de que viene agua de lejos y se deposita sobre la orilla para volver al mar de donde provino gracias a la resaca. Es cierto, no lo voy a negar, el agua se recicla pero lo hace muy lentamente. El mar puede transportar materiales de una punta a otra del globo sin que para ello haga falta invertir energía generada por el ser humano. La tierra genera su propia energía. Empezamos a ser capaces de conseguir atraparla pero todavía estamos lejos de ser transformadores eficientes. Hay todavía mucho camino abierto para la investigación.

Esto me recuerda que los investigadores también vienen y van, bueno, en España es justo al contrario, van y vienen.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *