La silla vacía

image

Y la silla vacía apareció en mi camino rutinario mientras el sol se esforzaba en salir por el horizonte. Una silla vacía que me recordaba a otras captadas por mi retina. No he podido evitar el archivar este micro recuerdo en forma de fotografía.

¿Hacia dónde mira esa silla? Delante de ella se encuentran los habitáculos donde los humanos nos empeñamos en meter nuestros desechos. Alguien había considerado que aquel lugar era el adecuado para esta silla. Enfrente del contenedor que tiene una tonalidad amarilla. Como si de un envase se tratara.

¿Son las sillas un envase? ¿Nos dejamos envasar por ellas? Las usamos para descansar, a veces para reflexionar sobre nuestro futuro, otras para disfrutar del presente más vivo. Alguna vez has observado un atardecer o un amanecer desde ellas.

¿Son envases? Sí. Son envases de experiencias vividas. Recuerdos, instantes encapsulados.

La silla vacía…

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *