Samuel Aranda en Murcia

Cienojos trajo a Murcia al fotógrafo Samuel Aranda. Samuel nos presentó su trayectoria. Vemos en su trabajo el mundo que lo rodea en su día a día. Una vuelta de tuerca a la realidad. Usa la fotografía como una creadora de historias. Historias que necesitan su tiempo para construir los personajes, para elaborar una mirada y todo esto sin falsear nada, sólo observando su cotidianidad. Ha trabajo en la realidad Árabe y en España.

Samuel Aranda en Murcia

Comenzó en su barrio fotografiando, si no me equivoco, revueltas sociales relacionadas con el mundo obrero. Cuando la violencia aumentó y se complicó el acceso un medio contactó con él para que le pasara fotos. A partir de ahí empezó a trabajar como fotógrafo para ese medio. Fue saltando de medio en medio y pasó por varias agencias importantes. Me pareció curioso que se posicionó en una de las agencias y eso provocó el despido.

Estuvo dos años en España replanteándose a si mismo. Al final encontró trabajo en New York Times donde le dan libertad y tiempo para contar historias. Estando en este medio ha publicado trabajos que han generado polémica en España. En particular alrededor de una foto de Spanish Crisis donde podemos ver a una persona buscando en la basura. Algo que parece que nadie ve en su día a día. Yo cuando bajo la basura, a veces, por la noche, veo a gente buscando y no voy de contenedor en contenedor buscando a gente. En realidad la foto es de una persona con la que Samuel había compartido dos días de vida. Al parecer, y esto me llamó mucho la atención, las fotos que vemos se crean conociendo muy bien la historia que hay detrás de sus protagonistas.

Otra cosa que me chocó fue que en este mismo reportaje hay fotos de una marcha de parados. Por primera vez fotos de algo comparable con algún reportaje que he hecho yo. Me di cuenta del cambio en la mirada con respecto a un profesional y aprecié mucho más su trabajo y mi propia evolución. Fue el momento en que me di cuenta de que me gustaría hacer un taller extenso de fotografía de los que critican las fotos y te hacen cambiar la forma de mirar a tu mundo.

Después de Gervasio Sánchez es el segundo fotógrafo de conflictos que conozco y en los dos se reconoce una humildad y una cercanía que empieza a resultar extraña en gente con tanto caché. Me quedo con eso. Una cercanía que hace que te transmita que la realidad del mundo árabe extremista está aislada y protagonizada por unos pocos. Sinceramente, me creo este discurso más que el que habla de que el mundo árabe está loco. Mostró fotos de países árabes con mucho parecido a lo que vemos en nuestro día a día y dijo que estas imágenes eran las normales.

Y bueno, sí, fue World Press Photo 2012.

Me quedé con muy buen sabor de boca y buen espíritu. Aprendí mucho más que durante el curso de Bloggers y todo esto, el curso y la charla, tuvieron lugar el mismo día. Fue un día espectacular.

Saludos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *