Marineros y mariconas

Hola amigos de lo extravagante. Hoy sólo os quiero dejar una reflexión sobre unos regalos que he recibido hace poco. Avanzo una foto.

image

Es curioso que a los bolsos que ya llevamos muchos chicos (creo que ya debería decir hombres… bueno, lo aceptaré, denme tiempo…) se les siga diciendo maricona (en cuba y el salvador) o mariconera (el resto del mundo). Según la RAE es un sustantivo f (de femenino, articulo la delante) y tiene un uso despect (lo dejan así como si fuera un jeroglífico pero para mi que es despectivamente).

Lo cierto es que cuando empezaron eran como las chamarretas, una prenda extraña para un hombre. Qué queréis que os diga, es muy cómodo llevar este tipo de historias y al final ya todo el mundo lleva para el día a día.

Algunos de estos bolsos y ya hablo a nivel personal parecen el bolso de Mary Poppins. Nunca sabes que puedes encontrar en ellos. La verdad es que yo últimamente he reducido mucho el contenido de este pequeño bolso para hombres (casi clavada la definición de la RAE). Un hombre nunca desvela lo que lleva en su maricona… Ah, no, eso era las mujeres con sus bolsos. La verdad es que acceder al bolso de una mujer es como ver su alma o eso al menos deben pensar ellas. Yo prefiero ni intentarlo. Cuando me los piden los paso cogidos con dos dedos sin mirarlos y no perdiendo de vista los ojos de la mujer que me lo pide. Creedme, me he ahorrado muchos disgustos. Cuesta depurar la técnica por que puedes llevarte algún vaso por delante pero una vez lo haces ya es como montar en bicicleta (es el ejemplo estándar de algo que no se olvida aunque mi experiencia personal no hable tan claro sobre este hábito).

Sobre la camiseta… No da tanto juego aunque tan de marinero parece que te la vayas a poner y a ser uno de los marineros de Jean Paul Gaultier. Para eso no hace falta solo la camiseta, es más, seguro que si le preguntas a cualquier mujer en un ambiente de confianza te confiese que lo que le sobra es precisamente eso. Ya en serio, es fresca y pega con el tiempo que todos estamos esperando que se avecine por que en mi tierra el frío se resiste a irse.

¡Saludos!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *