Fresco

El aire sobrevolaba la colina
la hierba vibraba a su paso.
El pueblo miraba hacia arriba
buscando su reconfortante efecto.

El fresco se abría paso
las montañas lo dejaban pasar.
Entre el río y la risa
la gente disfrutaba con él.

Un aire sobrevolaba la colina
se adentraba en las casas,
amenizaba la tertulia
acompañaba a los amantes.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *