Sueños

Vaya… a una hora de que termine este domingo me pongo a escribir estas lineas en plan rápido que no sé siquiera si tendré tiempo de publicarlas antes de que termine este primer domingo del 2011. Mi primera idea era escribir sobre los sueños así que eso haré.

Cuando la noche se adentra en nuestro día los ojos parecen caer poco a poco en un letargo que nos aleja por un momento del mundanal ruido. Podemos volar, recorrer el mundo, descubrir sitios secretos y otros conocidos. Podemos hacer viajes a sitios que realmente no existen. Eso hacemos sin siquiera ser conscientes. Nuestro cerebro crea ilusiones que si tuviéramos que pensarlas no serían tan perfectas como parecen en los sueños. Tenemos limitaciones como no ser conscientes de que se está dentro del sueño aunque a veces si somos capaces de controlar que estamos en un sueño.

Cuando te das cuenta de que estás en un sueño y el sueño no es una pesadilla está muy bien por que puedes jugar con tus ilusiones sin miedo a una mala contestación, a un mal gesto, todo está controlado por tí y este todo incluye los sentimientos de la ilusión de personas que aparecen en el sueño. Debo reconocer que hace más de dos años que no tengo un sueño que controle o que ya no me gusta nada controlar lo que pasa en los sueños así que cuando me doy cuenta de que estoy en un sueño lo dejo seguir para ver donde me lleva a menos que sea una pesadilla. No soy TAN masoquista.

La semana pasada tuve un sueño muy peculiar. Iniciaba un viaje a un sitio desconocido (si no me equivoco lo situaba en Jordania). Hubo un momento en que me hice consciente en el sueño pero lo deje seguir, incluso recuerdo haberme despertado y agachar la cabeza para seguir con el sueño… quería ver como acababa… Los sueños son sueños sin más… así que el final de este sueño no era más que admirar el sitio tan maravilloso que me habían contado al principio del sueño pero tal y como me lo habían contado. Me impresiono que mi sueño acabara con mucha coherencia con lo que pasaba al principio. Nunca me había pasado soñar una historia donde recibo instrucciones al principio del sueño como pagar una entrada a una visita a una bodega que da a un sitio donde hay dos piscinas una pequeña y otra como un gran lago rodeado de una gran montaña donde hay tiendas de campaña.

Este lago seguramente lo vuelva a visitar guiado por mi mismo a ver que descubro en él pues este elemento, el lago, tiene un significado muy especial para mi. En el sueño no me bañaba en él, veía a la gente bañándose y en ese momento me desperté. Y alguno de vosotros os preguntaréis cual es el significado de los lagos para mi. Es complicado de explicar pero un lago en mi caso fue el cauce para llegar a mi esencia, eso de lo que hablan los que alcanzan el nirvana. Este lago era mucho más complejo que aquel que yo recuerdo así que tengo mucha curiosidad por saber que puedo encontrar en sus profundidades.

Aquí acaba este domingo bloguero. El próximo domingo más…

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *