Una salud envidiable

La de mi blog, vaya…

Parece que la ausencia de post no afecta al número de visitas. Eso es bueno…

Perdonad por haber dejado de lado este blog personal pero estoy apabullado por el “éxito” que está cosechando en los últimos días Fisimur. Bueno, por lo menos para mi unas 400 visitas al día es un “éxito”. No esperaba que dar vidilla al blog diera como resultado ese número de visitas.

Algo curioso que me ha pasado hoy es que me he parado a leer un mensaje de la lista de Linux con lineas de respuesta de la máquina ante ciertas acciones y me ha resultado curioso ver como incluso parecía que entendía algo de lo que se escribía, eso sí, casi nada, de momento. Dadme tiempo, que aunque no me lo crea todavía estoy estudiando.

Esto de compaginar trabajo, estudio y página web me sobresatura un poco. Menos mal que tengo un lector de feeds que me facilita mucho el trabajo de poder administrarme desde cualquier punto del mundo sin necesidad de tener un portátil.

Lo que me extraña es que últimamente escribo más en el navegador que en cualquier otro programa. Eso sí, cuando hay que hacer un documento lo hago en su sitio. No me voy a plantear el reto de hacerlo todo con el navegador sólo pues ahora mismo estamos con Excel en clase y como que no me fió mucho de la exportación de las spreedshets de Google, sí, Google tiene hojas de cálculo y documentos de texto a disposición de los propietarios de una cuenta en Gmail es una de las novedades surgidas desde mi último post. Otra también relacionada con Google es que ha comprado youtube y las sociedades de gestión de derechos de autor le presionan para que elimine contenidos con derechos de autor presentes en youtube.

En cuanto a mi vida personal+trabajo sólo diré que trabajo en Ceutimagina (un saludo a la gente que lo ande buscando por Internet… su web es http://www.ceutimagina.es Feliz visita). Un museo de la ciencia y el arte situado en Ceutí donde ya trabajé el año pasado. Este año sigo allí atendiendo a la gente en la sala de “La furia de la tierra” y en “El color a través de tus ojos”. Y ya dejo de hablar del trabajo, los blogs no son para hablar del trabajo, o eso leí hace tiempo.

Un saludico.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *