Noo a la guerraa, noooo

Han pasado tres años desde que mi garganta se desgarraba y mi mente se indignaba cuando oía gritos contra Aznar u otros dirigentes mundiales. Al ver como una manifestación humana podía estar siendo utilizaba por los sectores juveniles de algunos partidos para iniciar una cruzada contra el gobierno en aquellos días. Yo tampoco estaba de acuerdo con la política del Señor Aznar pero la guerra trascendía a Aznar a Bush y a todos.

La guerra es y será siempre el sufrimiento de los más débiles y por ellos, yo me dejaba toda la voz y lo que hiciera falta, no en contra de ningún dirigente mundial o estatal, no. Por el pueblo y desde el pueblo.

Realmente hay miles de guerras que se desconocen en el mundo y por esas también me hubiera gustado gritar pero me hubieran considerado un bohemio, un soñador, un artista y mi ego no llegaba a tanto, necesitaba del calor humano que daba la manifestación aunque, como dije antes, no estaba en nada de acuerdo con los gritos contra dirigentes políticos o contra ideologías.

Para mi que las guerras tienen poco que ver con ser facha o rojo. Tiene muchísimo que ver con una cualidad humana. Para mi que es la ambición llevada al extremo. Es una opinión personal, como todo lo que aquí puedes leer.

Aprovecho para reconocer que yo también libro mis guerras, ojala no fuera así pero lo es. Mi ambición está llegando a extremos inusitados. Gasto tecnología como todos y la verdad es que no sé si uso mis recursos para crear espacios de convivencia o de pelea. Creo que muchas veces utilizo mis recursos de forma egoísta. Me comprometo, con motivo de este aniversario a cambiar esto y que vosotros (aunque seáis uno…) podáis leer como se va cambiando eso.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *