Un tonto y un destino

Pues sí, tengo un PII 233Mhz con 32 Mb de RAM en mi casa. Actualmente sin tarjeta de sonido ni impresora ni nada de nada salvo una Nvidia con 32 Mb, lo cual es bastante irónico.

Y direís ¿Qué tienes puesto en el bicho? Pues una Ubuntu en todo lo suyo. Va todo más lenta que el caballo del malo y además, hoy, actualice el sistema con sarge.

En fin, que mi tonto tenía un destino que era morir pero al final ha resucitado. He tenido que aplicar conocimientos del módulo pero lo he salvado. Al principio no sabía nada de lo que era un esclavo pero al final, con la práctica, me he enterado pero bien de los problemas que te puede dar no declarar correctamente estas cosas.

Todo esto porque mi ordenador antes tenía un disco duro de 20 Gigas con Ubuntu pero yo quería ponerle otro disco duro de 1.2 gigas con Windows 98. También quise cambiar el lector de CD-ROM que era de lo peor.

Actualmente el disco con Win98 está destinado a la quema más que nada porqué no sé como se maneja GRUB pero tiempo al tiempo.

De momento, creo que voy a aprender a manejar VIM a tope y ya después hablamos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *