Minería

mineria

Recuerdas la sal que le echas a la comida… pues esta fotografía es de uno de esos lugares que servía para obtenerla. Creo que la actividad ya está parada aunque el cartel sigue ahí y el suelo, desde la distancia a la que estaba, parecía brillar con el blanco puro de la sal.

En mi pueblo había un día que era costumbre desplazarse a los montes cercanos para partir una naranja por la mitad y tomarla mezclada con la sal de estas salinas. El tiempo ha hecho su efecto y ahora esta fiesta se sigue celebrando, es un día festivo, pero la gente ya no sube a cumplir con la tradición.

Esta foto, habla, en parte de la perdida de las tradiciones.

Share

Vida Urbana

vidaurbana

Momentos antes varias personas andaban en dirección al final de la calle, como huyendo del fotógrafo. Aún podemos vislumbrar sus siluetas a lo lejos. Van desapareciendo y mezclándose con el paisaje urbano. Al momento de escribir estas palabras sólo queda la calle, el bar, los bolardos, la esquina…

Share

Movimiento

enmaranado

El objetivo era obtener una foto movida con el móvil, una imagen que transmitiera la sensación de estar moviéndose en un entorno natural. Algo complicado si no puedes controlar el tiempo de exposición. Parado, sin nadie alrededor, movía el móvil de adelante hacía atrás mientras intentaba recordar que había que pulsar un botón para hacer la foto. El sol, que se reflejaba en la pantalla hacía muy difícil la tarea.

Y esta, sin colorantes ni conservantes, es la historia de esta pequeña foto.

Share

El punto

briznasvegetales

Y de entre la nada surgió el punto, incoherente con el entorno, diferenciado. Eso es un punto, algo discordante. Al verlo, dentro de la oscuridad total la mirada se deja atrapar por un instante. Este es el poder del punto, llamar tu atención, es capaz de dejarte volar entre tus tinieblas o entre verdes praderas para descansar sobre él. En un momento vuelves una y otra vez sin saber que te hace mirarlo. Es el centro de la imagen aunque esté en uno de sus lados. Tu percepción no puede escapar a él. Déjate llevar hacía el punto.

Intocable. Fuerte. Independiente.

Share

Ir y venir

iryvenir

En un ir y venir constante el agua del mar parece reciclarse. En realidad las olas nos dan la impresión de que viene agua de lejos y se deposita sobre la orilla para volver al mar de donde provino gracias a la resaca. Es cierto, no lo voy a negar, el agua se recicla pero lo hace muy lentamente. El mar puede transportar materiales de una punta a otra del globo sin que para ello haga falta invertir energía generada por el ser humano. La tierra genera su propia energía. Empezamos a ser capaces de conseguir atraparla pero todavía estamos lejos de ser transformadores eficientes. Hay todavía mucho camino abierto para la investigación.

Esto me recuerda que los investigadores también vienen y van, bueno, en España es justo al contrario, van y vienen.

Share